Exceso de calor

Exceso de calor

 

La mejor forma de protegerse del calor es usar el sentido común y las medidas tradicionales que nuestra cultura ha utilizado para cuidarse de los rigores del verano. Si se encuentran a su cargo personas mayores, es preciso cuidar su situación física, prestando especial atención a los familiares mayores que vivan solos y comunicarse con ellos diariamente. Las personas que tienen mayor riesgo de sufrir problemas por el calor son:

  • Mayores de 65 años.
  • Menores de 5 años y, sobre todo, bebés.
  • Quienes realicen una actividad que requiere mucho esfuerzo físico.
  • Personas enfermas, especialmente del corazón, hipertensión, problemas intestinales u obesidad.
  • Quienes toman algunas medicinas como diuréticos y antihistamínicos o quien consume una cantidad excesiva de alcohol.

 

 

Si aparecen síntomas de gravedad (temperatura muy alta, dolor de cabeza, vómitos, pérdida de conciencia, ...) es necesario conseguir asistencia médica lo antes posible.

Encontrará más información sobre el exceso de calor en los siguientes enlaces: