Tatuajes y piercings

¿Estás pensando en tatuarte o hacerte un piercing?

  • Elige un establecimiento autorizado. El diploma higiénico-sanitario y la autorización municipal deben estar a la vista.
  • Elige un local limpio y bien iluminado, con la zona de trabajo aislada del resto del local.
  • El profesional debe lavarse bien las manos antes de tatuarte o hacerte un piercing y usar guantes de tipo quirúrgico de un solo uso.
  • Pide información escrita sobre la técnica, los riesgos que corres, las precauciones que debes tener antes y después de hacerte un piercing o tatuaje.
  • La información que te den, léela con detenimiento y consérvala.
  • Debes firmar el consentimiento una vez informado. Si eres menor de edad, necesitas autorización de tus padres o tutor.
  • Si vas a hacerte muchos piercings o tatuajes, plantéate seriamente vacunarte contra el virus de la hepatitis B.

Si te tatúas debes saber:

  • Que el tatuaje es permanente y que puede modificarse con el tiempo.
  • Que un tatuaje en la zona lumbar puede ser un inconveniente para una anestesia epidural en el futuro.
  • Nunca tatúes una zona con heridas, manchas, verrugas o similares.
  • Exige que los pigmentos estén homologados.

Si te haces un piercing:

  • Debes utilizar una pieza estéril, de acero quirúrgico, oro de 14 kilates como mínimo o titanio para reducir el riesgo de alergia e infección.
  • En ambos casos, si la herida se infecta, no cicatriza o cualquier otro problema, acude enseguida al médico para evitar complicaciones.

Normativa aplicable:

  • Decreto 160/2002, de 30 de abril, del Gobierno de Aragón, por el que se aprueba el Reglamento por el que se regulan las normas sanitarias aplicables en los establecimientos de tatuaje y piercing.
  • Orden de 14 de enero de 2003 del Departamento de Salud, Consumo y Servicios Sociales.
  • Orden de 12 de enero de 2005, del Departamento de Salud y Consumo.