Dignidad, intimidad y confidencialidad

La dignidad de la persona, el respeto a la autonomía de su voluntad y a su intimidad son principios que deben orientar toda la actividad sanitaria.


Derechos

  • Toda persona tiene derecho a que se preserve su dignidad, intimidad y la confidencialidad de sus datos sanitarios
  • Nadie puede acceder a los datos referentes a la salud del paciente sin estar previamente autorizado o implicado en su asistencia

Deberes

  • Cumplir las normas sanitarias establecidas para la población en general y respetar todas aquellas que determinen el Sistema de Salud y los centros que forman parte del mismo