Donación de órganos

¿Qué es la donación de órganos?

La donación de órganos es la extracción de una estructura de un cuerpo con sus arterias y venas que serán conectadas a las arterias y venas de la persona que recibe ese órgano.

¿Qué órganos se pueden donar?

Los órganos que se pueden donar son los riñones, el hígado, el corazón, el páncreas, los pulmones y el intestino.

Además, de una donación de órganos también se pueden donar tejidos, igualmente muy necesarios, como hueso, las córneas y las válvulas cardíacas.

¿Se puede elegir qué órganos donar?

Lo habitual es que la donación sea completa, es decir, que se donen todos los órganos para trasplante. No obstante, si usted desea no donar algún órgano y/o tejido, basta con haberlo expresado en vida a sus familiares. Ellos comunicarán su voluntad tras el fallecimiento.

¿Quién puede ser donante?

Puede ser donante de órganos toda persona mayor de edad.

Sin embargo, no todos podremos serlo, ya que para ello, será necesario que el fallecimiento acontezca en una Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital. Solo en estas unidades es posible realizar la preservación de los órganos y realizar las pruebas necesarias para una correcta valoración de si la persona puede ser donante.

Al final será el equipo médico quien, una vez realizadas todas las pruebas necesarias, decida si el fallecido puede ser donante y de qué órganos puede serlo.

Consentimiento familiar y donación

En España, según la Ley de Trasplantes, (pdf 0,14 Mb. Revisado: 25/06/2014) todos somos considerados donantes si en vida no hemos expresado lo contrario. Sin embargo, siempre se pregunta a los familiares o personas allegadas del fallecido sobre su voluntad respecto a la donación de órganos. En la práctica siempre se respeta la decisión de la familia, ya que se asume que ellos respetarán en todo momento los deseos de su ser querido.

La firma de la familia para proceder a la donación, es lo que denominamos consentimiento familiar.

Donación de vivo

La donación de vivo es posible si se cumplen las condiciones y requisitos establecidos por la Ley de Trasplantes. (pdf 0,13 Mb. Revisado: 25/06/2014)

Para ello el donante ha de ser mayor de edad y gozar de buena salud física y mental.

La Ley incluye los pasos a seguir por todos los implicados: los profesionales médicos, el personal judicial y por el donante y receptor con el fin de garantizar los derechos de ambas partes, la libertad en la decisión, la voluntariedad, la gratuidad y el altruismo.

La donación de vivo es un tema complejo con sus propias particularidades, por lo que se debe consultar todas las dudas e inquietudes con el equipo médico responsable del enfermo.

¿Cómo hacerse donante?

La persona que quiera hacerse donante de órganos tiene que hacerse el Carné de Donante (pdf 0,76 Mb. Revisado: 27/07/2015) que es un documento que testimonia su deseo de ser donante de órganos tras el fallecimiento.

Es importante que conozca que esta tarjeta no tiene valor legal, por lo que es preciso comunicar a nuestros familiares o allegados el deseo de ser donantes, para que autoricen la extracción de órganos tras el fallecimiento.

¿Qué tipos de carnés hay?

Existen 9 modelos de carnés de donantes emitidos por diferentes organismos o asociaciones de enfermos. Todos ellos tienen el mismo valor testimonial que es expresar su deseo de ser donantes de órganos en el momento de fallecer.

¿Dónde se guardan los datos de las personas que deciden solicitar la tarjeta de donante?

Los datos facilitados, según la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal, son incorporados y tratados en el fichero automatizado de Tarjetas de Donantes, con fines exclusivamente administrativos y estadísticos. El propietario de dicho fichero es Organización Nacional de Trasplantes.

El ciudadano con tarjeta de donante puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en los términos establecidos en la legislación vigente, dirigiéndose por escrito al órgano responsable del fichero automatizado.

¿Qué puede hacer si cambia de opinión si dispone del carné de donante?

Si ya no desea ser donante de órganos solo tiene que romper su carné y comunícárselo a sus familiares y allegados para que llegado el momento puedan trasmitir su voluntad.

Dado que los datos personales utilizados para emitir el carné de donante no son almacenados en ningún registro de donantes, sino que son utilizados únicamente con fines administrativos, no es necesario darse de baja ni comunicar a ningún organismo oficial su decisión.

¿Cómo solicitar el Carné de Donante?

  • Personalmente. Cumplimente los datos del Carné de Donante (pdf 0,76 Mb. Revisado: 27/07/2015). Lo imprime, una vez cumplimentado, y lo presenta en cualquier Unidad de Atención al Usuario de un centro sanitario público o en la Unidad de Coordinación Autonómica de Trasplantes.
  • Telemáticamente. Autocumplimentando la solicitud del Carné de Donante. En este caso el carné le llegará a su domicilio.

 

 Otros documentos

        • ¿Puedo donar a la vez mis órganos y el cuerpo para la ciencia?
          La donación efectiva de órganos no es compatible con la donación del cuerpo a la ciencia. En la intervención quirúrgica que se lleva a cabo para la donación, es imprescindible realizar también extracción de  arterias y venas. Esto impide que se puedan realizar las infusiones de líquidos necesarias para conservar el cadáver para estudio. Para la donación del cuerpo a la ciencia,  puede contactar con la Facultad de Medicina, Departamento de Anatomía y Embriología Humana más próxima a su localidad.
           
        • ¿Existe alguna ventaja para los donantes?
          La Ley de Trasplantes (pdf 0,13 Mb. Revisado: 25/06/2014) garantiza el altruismo en la donación: nadie puede donar, ni recibir un trasplante, con otras intenciones o medios que no sean la solidaridad altruista. Toda donación debe ser voluntaria, gratuita, sin ánimo de lucro y anónima, de forma que no sea posible obtener compensación económica, ni de ningún otro tipo. La mayor compensación es la satisfacción de saber que se tiene la posibilidad de ayudar a otras personas.
           
        • ¿Es posible ser donante en varios países?
          Una misma persona puede tener más de un carné de donante. Por ejemplo, puede tener el carné emitido por un organismo en el país en el que reside; y por otro lado, de otro país en el que haya residido o del que sea originario.
          Cuando una persona fallece y dona sus órganos se dispone de muy poco tiempo para poder trasplantarlos en los pacientes. Este factor hace que los órganos obtenidos de una donación se implanten generalmente en el mismo país. En ocasiones, si los desplazamientos lo permiten, con el fin de conseguir de cada donación un aprovechamiento máximo, pueden intervenir equipos de varios países. Es el caso, de las colaboraciones de España con países próximos, como Portugal, Francia o Inglaterra.

           
        • ¿En qué consisten las Voluntades Anticipadas?
          Las Voluntades Anticipadas son las instrucciones previas que una persona mayor de edad, capaz y libre manifiesta anticipadamente su voluntad, con objeto de que ésta se cumpla en el momento en que llegue a situaciones en cuyas circunstancias no sea capaz de expresarlos personalmente, sobre los cuidados y el tratamiento de su salud o, una vez llegado el fallecimiento, sobre el destino de su cuerpo o de los órganos del mismo. La persona que deja escritas sus Voluntades Anticipadas puede designar, además, un representante para que, llegado el caso, sirva como interlocutor suyo con el médico o el equipo sanitario para procurar el cumplimiento de su voluntad e instrucciones previas.
           
        • ¿Qué es la muerte cerebral o muerte encefálica?
          La muerte se produce de dos maneras:
            -Por el cese irreversible de la función cardiorespiratoria (deja de funcionar el corazón y el pulmón).
           -Por el cese irreversible de la función encefálica (muerte del cerebro completo, es decir, hemisferios cerebrales, cerebelo y tronco del encéfalo).
          La muerte encefálica se produce cuando una persona tiene una lesión cerebral que le ocasiona el cese total e irreversible de la actividad de todo el cerebro. El cerebro al no recibir sangre ni oxígeno durante más de 10 minutos muere. En estos casos los órganos pueden funcionar durante un tiempo si la persona fallecida está conectada a una máquina que oxigene la sangre (respirador artificial) en una Unidad de Medicina Intensiva. Sin embargo, la función del corazón y del pulmón cesará si se desconecta el respirador.
          La muerte encefálica está aceptada como una manera de morir desde el punto de vista médico, ético y legal. Los criterios para determinar la muerte encefálica son muy estrictos médica y legalmente según el Real Decreto que regula las actividades de obtención y utilización clínica de órganos humanos en su Anexo I.

           
        • ¿Las personas que están en coma pueden ser donantes?
          Las personas que están en coma (estado vegetativo persistente) pueden permanecer en esta durante muchos años. Estos enfermos nunca recuperarán el conocimiento, pero son capaces de respirar, no están muertos, por lo tanto no pueden ser donantes de órganos. La persona en muerte encefálica no respira cuando se le retira el respirador artificial porque está muerto su cerebro.
           
        • ¿Quién diagnostica la muerte cerebral?
          La Ley de Trasplantes (pdf 0,14 Mb. Revisado: 25/06/2014) exige que la muerte encefálica de una persona sea diagnosticada por tres médicos independientes del trasplante: un médico del equipo que atiende al enfermo en la Unidad de Cuidados Intensivo, un neurólogo o neurocirujano y un tercer médico. Por disposición legal, deberá hacerse al menos una exploración neurológica completa y en la mayoría de los casos alguna prueba instrumental complementaria.
           
        • ¿Qué pasa si mi familia se opone a la donación?
          La familia tiene la última palabra en la donación tras el fallecimiento de la persona. Una persona puede hacerse donante en un momento de su vida y cambiar después de opinión. Se supone que la familia tiene conocimiento de la última voluntad de la persona fallecida y que respetará su decisión. Por ello, es muy importante que la familia conozca su voluntad de donar o no, ya que siempre se consultará a la familia sobre su última voluntad.
           
        • ¿Queda desfigurado el cuerpo después de extracción de los órganos y tejidos?
          No, la legislación exige la reconstrucción del cadáver después de la extracción de órganos antes de presentarlo a sus familiares. La extracción de los órganos y tejidos es una operación quirúrgica de cuyo rigor depende la vida de los enfermos que se van a trasplantar. Se realiza en quirófano por un equipo de especialistas. Una vez acabada la intervención, se suturan las incisiones realizadas como en cualquier otro tipo de intervención, se lava el cuerpo y se envuelve en un sudario. No queda ninguna deformidad ni lesiones externas que desfiguren el cadáver.