El papel de las Entidades Sociales y Sanitarias

El papel de las Entidades Sociales y Sanitarias
Dirección General de Calidad y Atención al Usuario
Julio, 2015

Formato: PDF
Tamaño: 9,9 Mb
Revisado: 03/07/2015

El informe "El papel de las Entidades Sociales y Sanitarias en Aragón" pretende ser una contribución para avanzar en la necesaria colaboración entre el tejido social y la Administración, desde el convencimiento que todo ello redunda en el interés general y en beneficio para la ciudadanía en su conjunto.

Se trata de un estudio realizado con estrategia de investigación cuantitativa (encuesta online) y cualitativa (grupos de discusión). Las 110 asociaciones de salud y servicios sociales que han participado en el trabajo de campo de la investigación, de las 224 convocadas, han aportado una valiosa información que nos permite visualizar la magnitud del fenómeno.

El estudio confirma que el asociacionismo es un actor clave en el desarrollo social y económico de nuestra sociedad, incidiendo directamente en la vida y el bienestar de los ciudadanos. Su impacto social ha quedado reflejado en el informe.

Se trata de un paso más para progresar en la relación entre el sector público y las entidades sociales basada en la complementariedad, ya que la interdependencia y la coordinación entre la Administración y el tercer sector contribuye a la generación de confianza, y a que se produzcan efectos multiplicadores (sinergias) y beneficiosos para los ciudadanos y la sociedad en su conjunto.

En este marco, en el informe se identifican las características del tejido asociativo de Aragón, se profundiza en las interacciones internas y externas de las asociaciones con la ciudadanía y la Administración, y se detectan sus fortalezas y debilidades.

  • Las entidades de salud y servicios sociales en la Comunidad de Aragón, como tejido asociativo, han tenido un desarrollo al ocurrido en el resto de España, caracterizado por un aumento exponencial del número de entidades durante la década de los noventa y la primera década del 2000 y un descenso considerable en cuanto al número de entidades de nueva creación con la llegada de la crisis económica. De este modo, 6 de cada 10 asociaciones encuestadas tienen una antigüedad que oscila entre los 6 y los 25 años, mientras que solo el 6,4% de asociaciones fueron constituidas hace menos de 6 años.
  • Uno de los principales retos a los que se enfrentan está relacionado con el aumento de personas atendidas y el cambio de perfil de los usuarios particularmente en servicios sociales (mayor presencia de clase media, más jóvenes y aumento de la población autóctona).
  • Otra característica del tejido social en Aragón es la colaboración que desarrollan con otras entidades para compartir experiencias y conocimiento, obtener financiación o crear proyectos de mayor envergadura e impacto. A pesar de la importancia que tiene la colaboración, existen dificultades al respecto, destacando los conflictos de intereses entre entidades y la difícil representatividad de las asociaciones de menor tamaño.
  • La falta de recursos y de personal especializado determinante en la calidad de los servicios prestados, se convierten en las principales preocupaciones de los participantes en los grupos de discusión. Al respecto, todos los actores del mundo asociativo hacen mención a un significativo descenso de personal en sus organizaciones. Resalta la precarización que sufren los trabajadores y que repercute en la misma asociación. A ello contribuye el aumento de personas atendidas.
  • El voluntariado tiene gran importancia ya que moviliza una gran cantidad de recursos humanos en las asociaciones analizadas. Las personas voluntarias son muy bien valoradas al realizar una importante labor, de enorme valor material y simbólico. Este contexto ha provocado la creación de planes de acompañamiento y formación específicos para el voluntariado.
  • El 44,9% de las entidades encuestadas no tiene personal en prácticas formativas, lo que significa que esta figura no suele ser habitual en las asociaciones de Aragón.
  • La asignación de los recursos económicos ha cambiado con la crisis. La disminución de la financiación pública y privada ha condicionado el establecimiento de prioridades. La reducción en los presupuestos que está llevando a cabo la Administración en los últimos años, sumado a la disminución de las principales fuentes de financiación privada (subvenciones, aportaciones privadas y cuotas), son vistos como los aspectos más críticos a la hora garantizar la futura sostenibilidad de las asociaciones.
  • Las entidades del tercer sector se enfrentan en la actualidad con dos grandes problemas: afrontar el impacto de la crisis económica en el funcionamiento de las organizaciones y dar respuesta a una creciente demanda de necesidades por parte de la sociedad.
  • Ante esta situación, la financiación y la sostenibilidad de los servicios prestados se presentan como un gran reto. Se apuesta en gran medida por un modelo donde se priorice la especialización sin excluir a las asociaciones de menor tamaño, y se potencie y mejore el trabajo en red colaborativo, evitando crear competencia entre asociaciones y favoreciendo objetivos compartidos.
Fecha última actualización: 
19/02/2019

OFICINA VIRTUAL

Fecha última actualización: 
22/03/2018

DOCUMENTACIÓN

Fecha última actualización: 
14/08/2018